Principal / Jueces exculpan a Bernal, por Félix Francisco Bertomolde
Earn Bitcoin. Virtual Mining

Jueces exculpan a Bernal, por Félix Francisco Bertomolde

thumbnail Félix Francisco Bertomolde

Carlos Tarazona, Cocha, un ganadero tachirense, fue asesinado la tarde de este viernes 11 de mayo y las circunstancias que rodearon su homicidio son confusas, como responsable señalaron al ministro de Agricultura Urbana y también designado como Protector del Táchira por el presidente Nicolás Maduro, Freddy Bernal. La periodista Sebastiana Barráez sin justificar el hecho habló de los delitos propios de esta zona tomada por irregulares colombianos. Lo cierto es que este confuso hecho deja ver una vez más como la dictadura juega con lo que llaman justicia en Venezuela, dejando de lado la constitución y las leyes, dispusieron de la vida de un hombre como la de los animales que él beneficiaba en ese matadero donde murió.

Hago esta referencia para poner en contexto el asesinato del abogado Freddy José Bello Jiménez, ocurrido en Catia La Mar el 17 de agosto de 2011. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) determinó que el responsable fue un pariente de Freddy Bernal, pero en menos de 12 días salió en libertad plena. Las denuncias de los familiares del abogado asesinado, entre ellos un oficial de la Fuerza Aérea Venezolana, además de no tener eco ante las autoridades competentes fueron silenciadas en todos los medios de comunicación y se desató contra ellos una persecución que se ha prolongado hasta nuestros días, obligándolos casi a todos a mudarse de Catia La Mar y posteriormente a salir del país ante el riesgo de morir al igual que Bello Jiménez, en extrañas circunstancias.

Un colega de la víctima, que pidió el anonimato, nos describió los hechos:

– A Freddy lo mató un sicario el 17 de agosto de ese año, en las investigaciones resultó sospechoso Ramón Bernal Osorio y rindió declaraciones en el CICPC el 26 de agosto, dos meses después, el 26 de octubre por casualidad el CICPC detuvo al asesino de nombre Miguel Castro y confesó que Bernal lo había contratado para asesinar a Freddy, el Ministerio Público le imputó a Bernal el delito de Sicariato a título de autor intelectual pero al día siguiente, 27 de octubre, quedó libre en la Audiencia de Presentación porque desecharon la declaración del sicario.

Hicieron todo tan rápido, gracias a la influencia política de Freddy Bernal, por ser parlamentario y miembro de la directiva del PSUV, que el Director General Nacional del Cicpc, comisario jefe José Humberto Ramírez Márquez, no se enteró de la decisión judicial que exculpaba al autor intelectual de aquel asesinato, ya que el 29 de octubre en una nota de prensa Ramírez Márquez declaró: Miguel Alejandro Castro González, de 22 años de edad, apodado “Mala Maña”, luego de ser capturado, fue sometido a un interrogatorio de rigor donde asumió haber asesinado a Freddy José, debido a que fue contratado por un sujeto apodado “Pancho” para que cometiera el delito.

En la nota de prensa del alto funcionario policial se lee textualmente: Inmediatamente, se trasladó una comisión a la urbanización Atlántida, en Catia La Mar, donde lograron ubicar y aprehender al autor intelectual del hecho, quien responde al nombre de Ramón Bernal Osorio, apodado “Pancho”, quien confesó haber mandado a matar al abogado, motivado a que la víctima le ganó la demanda de un local donde funciona una licorería en ese estado.

Según las actas procesales, en la demanda que Ramón Bernal dijo que le habían ganado, Freddy José Bello Jiménez actuó en calidad de abogado de un ciudadano de nombre Luis Goncalves Jardim, un litigio iniciado por allá en octubre de 2008 en Juzgados del Municipio Vargas. En esas actas procesales también se lee literalmente: Luis Goncalves Jardim resultó vencedor de la querella civil interpuesta en perjuicio del ciudadano Ramón Bernal, donde posteriormente a la sentencia el cliente del ciudadano hoy occiso (Freddy José Bello Jiménez), el ciudadano Luis Goncalves fue asesinado en extrañas circunstancias.

Está claro, Freddy José Bello Jiménez y su cliente, Luis Goncalves Jardim, murieron en extrañas circunstancias luego de ganarle un pleito judicial a Ramón Bernal Osorio con consecuencias económicas del todo negativas para él. Fuertes indicios que lo hicieron el principal sospechoso en esas dos muertes y motivaron su citación al CICPC el 26 de agosto de 2011. Luego que aprehendieran al sicario, Bernal Osorio confesó haberlo contratado, sin embargo, más pudo el peso político de su pariente Freddy Bernal Osorio, porque convicto y confeso, el Tribunal Segundo de Control del Estado Vargas le otorgó LIBERTAD SIN RESTRICCIONES el 27 de octubre de 2011, decisión que el Ministerio Público apeló.

Doce días después, el 7 de noviembre, los jueces de la Corte de Apelaciones Roraima Medina García, Erickson Laurenz Zapata, Norma Elisa Sandoval y Rosa Jazmina Cadiz Rondón, Ponente, exculparon del todo al pariente de Freddy Bernal al declarar sin lugar la apelación de la Fiscalía denigrando del trabajo del CICPC y echándole la culpa de todo al sicario, el único que fue a parar a la cárcel. Tomar la justicia por propia mano sería una cuestión de familia, también pasarse por el Arco del Triunfo las leyes y la mismísima constitución, además de hostigar y atemorizar a los familiares de las víctimas, lo puso en evidencia Ramón Bernal y más recientemente Freddy Bernal lo hizo patético de modo grotesco.

Félix Francisco Bertomolde
@memientanchico

Opinión – LaPatilla.com

Deja tu Comentario

Lea También

Un “caradura” Arreaza asegura que Venezuela está rompiendo el “bloqueo” de EEUU

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, afirmó que su país está “logrando romper”, a través de …